Publications du Québec

sábado, 23 de febrero de 2019

Las bailarinas de Degas



1. Foto de Degas, Deux danseuses y La danseuse.
(clic sobre el título para ver el cuadro completo)







7-8. L'étoile








15. La star


18-19. Petite danseuse de 14 ans (escultura en bronce)

Fue éste uno de los temas favoritos de Edgar Degas (1834-1917), al que dedicó numerosas obras (los ensayos, los momentos de reposo, las representaciones...). Pero tras la belleza de esos cuadros, llenos de colorido y movimiento, de recursos técnicos y de un esmerado trabajo del dibujo, se escondía una realidad bien diferente. Ver estos dos artículos:

6 comentarios:

Justa dijo...

De los marcapáginas me quedo con los puzles de Follas Novas-Fonseca (alguno no lo había visto nunca) y de las obras con la escultura de la bailarina. Me impresionó, hace años, al verla in situ y creí que no podría repetirse esa sensación; pero me equivoqué. Esa dignidad y esa delicadeza (y la originalidad) me producen "un algo" irrepetible . Y eso que en general la escultura me atrae mucho menos que la pintura.

Preciosa entrada, Enrique.

Biquiños.

Mª Luisa dijo...

Moi fermosa e coidada exposición.
Á marxe do que puiden ler, e xa antes de o ler, sempre que vexo bailarinas e bailaríns de ballet, realizando eses movementos tan fermosos, que mesmo parece que voasen, penso invariablemente no sacrificio e nas horas de traballo, nas dores que lles provocan, na disciplina férrea, na repetición día tras día...
Mesmo a beleza ten un prezo, e non somos os espectadores os que o pagamos. Nós disfrutamos. Tamén eles cando conseguen crear eses espectáculos que nos deixan abraiados.
Marabillosa entrada!
Un bico.

María Rosa dijo...

Menuda colección de bailarinas de Degas, son preciosos. Yo tengo algunos, pero no todos esos. Enhorabuena.
Un abrazo.
Marīa Rosa

Pini dijo...

Bonita y extensa colección de mps con las bailarinas de Degas. Los puzzles de Follas Novas/ Fonseca, preciosos.
Un abrazo

enri p dijo...

Justa, a mí también me parece maravillosa esa escultura. Y ya ves la polémica que provocó en su momento, hasta la tildaron de obscena...
Gracias por vuestros comentario.
Un abrazo

Justa dijo...

¡Ay, Enrique! En el Arte, como en la vida, siempre habrá los "inquisidores de las buenas costumbres", anclados en el pasado y en los prejuicios. Algunos deberían levantar un momento la cabeza para ver cómo se valora todo lo denostado por ellos (estoy pensando, por ejemplo, en el Salón des Refusés).

Unha aperta de domingo.